Dragones de Papel Libros Librería & Editorial Envíos a domicilio. Club de Libros Dragones de Papel Sucripción Literaria. Seguinos en Instagram!

No dudo de que la mirada de Ajmátova cortaba el aliento, le creo a Brodsky y a los que la describieron como una mujer sumamente inteligente, sagaz y exótica. Pero no quiero detenerme en las obviedades, mi Anna es compleja como una matrioshka que desde lejos parece una sola, pero en verdad son varias y distintas, si te animas a abrirla y explorar su interior. Cuando me acerqué a ella, primero conocí a la Ajmátova trágica, a la "musa del llanto". Pero no era justo ni suficiente ese perfil, seguí leyéndola y descubrí a la Ajmátova teatral, la que hace del abandono y la humillación, un espectáculo, la que enseña las vivencias intimas y dolorosas de las mujeres, de las que la poesía rusa hasta ese momento no se había ocupado.

Natalia Litvinova


¿Hubiera podido Beatriz escribir como Dante

o Laura glorificar las penas de amor?

Yo le enseñé a hablar a las mujeres

pero, Dios mío, cómo hacer que se callen!

Anna Ajmatova


Anna Ajmátova nació el 23 de junio de 1889 en Odessa y murió en las afueras de Moscú, el 5 de marzo de 1966. Pasó su infancia y adolescencia en Kiev hasta que se mudó a San Petersburgo. Perteneció a uno de los movimientos poéticos más interesantes del Siglo de Plata ruso: el acmeísmo. Estuvo casada con Nikolai Gumiliov, acusado de conspiración durante la Revolución Rusa y asesinado. Su hijo estuvo en la cárcel numerosas veces y su último marido, Nikolai Punin, murió en un campo de concentración. Durante años Ajmátova fue perseguida por el régimen estalinista y su obra fue censurada, sin embargo, la poeta no quiso abandonar su país y sufrió junto a su pueblo la tragedia y la falta de libertad.

Detrás de mí marchan millones, de Anna Ajmatova

$2.000,00

Ver formas de pago

Cantidad

1

Por período de vacaciones los envíos se realizarán a partir del 24 de enero. Muchas gracias!

Calculá el costo de envío

No dudo de que la mirada de Ajmátova cortaba el aliento, le creo a Brodsky y a los que la describieron como una mujer sumamente inteligente, sagaz y exótica. Pero no quiero detenerme en las obviedades, mi Anna es compleja como una matrioshka que desde lejos parece una sola, pero en verdad son varias y distintas, si te animas a abrirla y explorar su interior. Cuando me acerqué a ella, primero conocí a la Ajmátova trágica, a la "musa del llanto". Pero no era justo ni suficiente ese perfil, seguí leyéndola y descubrí a la Ajmátova teatral, la que hace del abandono y la humillación, un espectáculo, la que enseña las vivencias intimas y dolorosas de las mujeres, de las que la poesía rusa hasta ese momento no se había ocupado.

Natalia Litvinova


¿Hubiera podido Beatriz escribir como Dante

o Laura glorificar las penas de amor?

Yo le enseñé a hablar a las mujeres

pero, Dios mío, cómo hacer que se callen!

Anna Ajmatova


Anna Ajmátova nació el 23 de junio de 1889 en Odessa y murió en las afueras de Moscú, el 5 de marzo de 1966. Pasó su infancia y adolescencia en Kiev hasta que se mudó a San Petersburgo. Perteneció a uno de los movimientos poéticos más interesantes del Siglo de Plata ruso: el acmeísmo. Estuvo casada con Nikolai Gumiliov, acusado de conspiración durante la Revolución Rusa y asesinado. Su hijo estuvo en la cárcel numerosas veces y su último marido, Nikolai Punin, murió en un campo de concentración. Durante años Ajmátova fue perseguida por el régimen estalinista y su obra fue censurada, sin embargo, la poeta no quiso abandonar su país y sufrió junto a su pueblo la tragedia y la falta de libertad.

Mi carrito