Dragones de Papel Libros Librería & Editorial Envíos a domicilio. Club de Libros Dragones de Papel Sucripción Literaria. Seguinos en Instagram!

La protagonista de La Concordia, segunda novela de Carolina Sborovsky, viaja al campo, solo por unos días, después de una larga ausencia. En ese viaje, el tiempo se superpone como si no hubiera transcurrido. Los caballos, la estancia: su mundo de la adolescencia parece estar esperándola.

El interior, lo rural, regresa lentamente en la literatura argentina. En los primeros años del nuevo siglo las obras de Selva Almada, Hernán Ronsino, Mariano Quirós, Mariana Travacio, entre varios autores y autoras más, eligen que sus historias transcurran lejos de las ciudades.

 Con una escritura seductora y poética, Carolina Sborovsky nos envuelve con su relato: “Mientras el resto trata de acomodarse por la casa, ella va un poco boyando, como si meterse en compartimentos fuera raro para un lugar que es puro horizonte. Desde la noche anterior fue entrando en una continuidad panorámica que todavía no se le asienta”.

Difícil apartarse de La Concordia una vez que ponemos un pie en el suelo resbaladizo, en el que Inés, la protagonista de esta historia, se reencuentra con su pasado. 

La concordia

$1.500,00

Ver formas de pago

Cantidad

1

Por período de vacaciones los envíos se realizarán a partir del 24 de enero. Muchas gracias!

Calculá el costo de envío

La protagonista de La Concordia, segunda novela de Carolina Sborovsky, viaja al campo, solo por unos días, después de una larga ausencia. En ese viaje, el tiempo se superpone como si no hubiera transcurrido. Los caballos, la estancia: su mundo de la adolescencia parece estar esperándola.

El interior, lo rural, regresa lentamente en la literatura argentina. En los primeros años del nuevo siglo las obras de Selva Almada, Hernán Ronsino, Mariano Quirós, Mariana Travacio, entre varios autores y autoras más, eligen que sus historias transcurran lejos de las ciudades.

 Con una escritura seductora y poética, Carolina Sborovsky nos envuelve con su relato: “Mientras el resto trata de acomodarse por la casa, ella va un poco boyando, como si meterse en compartimentos fuera raro para un lugar que es puro horizonte. Desde la noche anterior fue entrando en una continuidad panorámica que todavía no se le asienta”.

Difícil apartarse de La Concordia una vez que ponemos un pie en el suelo resbaladizo, en el que Inés, la protagonista de esta historia, se reencuentra con su pasado. 

Mi carrito